La brecha salarial y la presencia de mujeres directivas, de mal en peor

La desigualdad en el ámbito laboral se enquista pese a la mejoría económica

Sen, C. (19th May 2016). La brecha salarial y la presencia de mujeres directivas, de mal en peor. La Vanguardia, p.29

 

Un espejismo. El largo camino que se atisbaba para lograr un día una cierta igualdad salarial entre mujeres y hombres así como una representación equilibrada en los puestos de dirección se apunta hoy como meta aún más lejana. O inalcanzable, a tenor de los datos ofrecidos ayer por Eada a partir del análisis de los salarios de más de 80.000 personas en España.

 

La “tímida recuperación” hacia la igualdad que parecía que se apuntaba en el 2015 y que podía señalar un cambio de tendencia, se señala desde esta escuela de negocios, se ha evaporado en el 2016 lo que indica que es un problema estructural y no coyuntural. Es decir, pese a que la economía ha mejorado (aunque poco) desde los años más duros de la crisis, la curva hacia la igualdad que se iba logrando poco a poco en los años precrisis no regresa. Como se observa en el gráfico, en el 2008, la brecha salarial era del 11,9% en los puestos directivos (hoy del 17,1%) y la presencia de mujeres en cargos directivos del 19,5% (hoy del 11,8%).

 

La profesora Aline Masuda señala que los datos son un “jarro de agua fría” y considera que la igualdad no debería depender de la recuperación económica sino de un cambio en la forma de concebir y gestionar la empresa. Según el análisis de Eada, la crisis ha devuelto a las empresas a unos modelos de gestión basados en el control, la rigidez y la disponibilidad absoluta, modelos que se consideran anticuados y escasamente exitosos.

 

La mayor brecha salarial se produce entre los “cargos” empresariales. Pero no se habla aquí de mujeres en las empresas del Ibex sino que se sitúa esta categoría en los salarios aproximadamente a partir de los 60.000 euros. Si un hombre “directivo” cobra como media anual 79.775 euros, el salario de las mujeres en puestos similares es de 68.126 euros. Las diferencias son menores entre los cuadros medios (una brecha del 13%) y entre empleados y empleadas (11,5%). Pero se repite la misma tónica: no hay mejoras en este camino hacia la igualdad salarial.

 

No está de más observar la situación en los países vecinos, y así lo hace el informe de Eada. Las diferencias retributivas medias en los equipos directivos son del 9,9% en Italia, y del 11,2% en Francia. Pero en cambio si se analiza la presencia femenina en las cúpulas de las empresas, la situación deja mucho que desear en todos estos países.

 

No se trata de analizar los datos a secas sobre cuántas directivas hay, o el porcentaje de mujeres en los puestos de “mando” a lo que sería un segundo nivel (un 74,8% de hombres y un 25,2% de mujeres) sino de observar la situación de nuevo de la igualdad (desigualdad en este caso) en un país en que, tal como indica también el informe, ellas tienen más estudios. De los datos recogidos entre más de 80.000 personas, se indica que en las posiciones directivas un 40,4% de ellos y de ellas tienen un máster o un postgrado. Hay un 46,2% de hombres con título universitario frente al 49,4% de mujeres. Y hay 13,4% de directivos sin titulación en la universidad, y un 10,2% de directivas.

“El año pasado –señala la profesora Masuda– todos quisimos vislumbrar una mejora que no se ha producido”.

 

 

 

News Date

May 23, 2016
make up wisuda make up jogja make up prewedding jogja rias jogja prewedding jogja prewedding yogyakarta berita indonesia yogyakarta wooden craft daily review dinamo jogja genset jogja